Fedeca pide modernizar las oposiciones y dar becas para acceder a la función pública

Los altos funcionarios ven urgente actualizar los procesos de selección y dar ayudas públicas para eliminar el sesgo socioeconómico.


La Administración civil del Estado está envejecida: su edad media es de 52 años, 10 más que la del conjunto de la población activa, lo que hace que en la próxima década más de la mitad del personal se vaya a jubilar. Ante esta “crisis demográfica de la función pública”, los altos funcionarios llaman a tomar medidas urgentes para anticiparse a la futura “descapitalización” de la Administración. Por ello, piden planificar mejor las necesidades de efectivos, modernizar las oposiciones, ofrecer becas a los candidatos para democratizar el acceso al empleo público, y dar mucho más publicidad a las convocatorias para hacerlas atractivas a los jóvenes. Medidas que, en su conjunto, son vistas con buenos ojos desde el Ministerio de Función Pública.

Además, defiende que se deben actualizar los temarios, con conocimientos transversales para todos los cuerpos A1, y simplificar los procedimientos, reduciendo los tiempos entre distintas pruebas o liberando a los aspirantes de volver a realizar un examen si ya demostraron su capacidad en una convocatoria anterior. “La idea no es rebajar la dificultad, ya que si uno quiere captar la excelencia las pruebas deben ser difíciles, pero sí agilizar los plazos o guardar los exámenes de un año para otro, por ejemplo, en el caso de los idiomas”, detalla el presidente de la Asociación de diplomáticos españoles, Javier García-Larrache.

Consciente del “importante sesgo socioeconómico” de quienes pueden permitirse preparar oposiciones durante varios años, Fedeca propone generalizar un sistema de becas para opositores en función de su expediente y nivel del renta del hogar, y la posibilidad de acceder a préstamos financiados por el órgano que convoque las plazas.

POLÍTICA DE RECLUTAMIENTO

Publicidad por la universidad y las redes. Fedeca critica la actitud “pasiva” de la Administración y la ausencia de políticas de reclutamiento para captar talento. Por ello, pide publicitar el empleo público y las convocatorias a través de canales digitales y redes sociales que complementen al BOE, y que se organicen jornadas de orientación profesional en las facultades.

Fuente: Cinco Días