2 DE FEBRERO: DÍA MUNDIAL DE LOS HUMEDALES

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente se suma a la celebración del Día Mundial de los Humedales, que tiene lugar este año bajo el lema “Humedales para un futuro urbano sostenible”.

El Día Mundial de los Humedales se celebra cada año el 2 de febrero para crear conciencia en todo el mundo acerca del valor de los humedales para la humanidad y el planeta. También se conmemora la fecha de la adopción del Convenio sobre los Humedales en la ciudad iraní de Ramsar en 1971. El Día Mundial de los Humedales se celebró por primera vez en 1997. Cada año se selecciona un lema que ayuda a centrar la atención en alguno de los valores y funciones esenciales de los humedales.

Los humedales son un conjunto muy heterogéneo y singular de ecosistemas a caballo entre la tierra y el agua, zonas con suelos saturados o áreas inundadas someramente de manera estacional, intermitente o permanente, y que se distribuyen por todo el mundo y en cualquier tipo de bioma. Las lagunas, los deltas, las albuferas, las llanuras de inundación, los manglares, las turberas, los prados húmedos, localizados en las zonas tropicales, en latitudes templadas, en áreas circunpolares, en zonas continentales o costeras, son todos ellos humedales.

Su particularidades hidrológicas (son en último extremo dependientes del agua), hace que los humedales se encuentren entre los ecosistemas más complejos, productivos y dinámicos, aunque también más frágiles, del planeta. España destaca por la gran variedad de tipos de humedales presentes en nuestro territorio, muchos de ellos de Importancia Internacional (en el momento actual hay 74 humedales españoles incluidos en la Lista Ramsar, lo que nos posiciona como tercer país del mundo por número de zonas húmedas incluidas en esta Lista, sólo por detrás de Reino Unido y México).

El lema del Día Mundial de los Humedales 2018

El lema escogido para el Día Mundial de los Humedales 2018, “Humedales para un futuro urbano sostenible”, ha sido seleccionado por el Convenio de Ramsar para poner de relieve la importancia de preservar en un estado saludable los humedales situados en entornos urbanos, donde aportan importantes beneficios a los habitantes de esta áreas.

La mitad de la humanidad, unos 4.000 millones de personas, vive actualmente en zonas urbanas. Esa proporción alcanzará el 66 % en 2050 ya que las personas se trasladarán a las ciudades en busca de mejores puestos de trabajo y una vida social activa. Las ciudades generan alrededor del 80 % de la producción económica mundial. La expansión de las ciudades y el aumento de la demanda de tierras trae consigo presiones para los humedales, que se degradan, se rellenan y se utilizan como terrenos para la construcción. Sin embargo, los humedales urbanos que permanecen intactos o que se restauran contribuyen a que las ciudades sean habitables y ofrecen numerosos servicios a sus habitantes:

  • Reducen las inundaciones.

Los humedales pueden actuar como esponjas gigantes que absorben el agua de las inundaciones: ríos, estanques, lagos y marismas absorben y almacenan lluvias abundantes. En las ciudades costeras, las marismas de agua salada y los manglares constituyen un amortiguador contra las mareas de tempestad.

  • Suministran agua potable.

Los acuíferos subterráneos, el agua de lluvia y los ríos son la fuente de casi toda el agua potable. Los humedales pueden filtrar el agua que penetra en los acuíferos y ayudan a recargar esta importante fuente de agua. La protección de los ríos y la reducción de escorrentías perjudiciales también pueden contribuir a salvaguardar las reservas de agua.

  • Filtran los desechos y mejoran la calidad del agua.

El suelo rico en limo y la vegetación abundante de los humedales pueden funcionar como filtros de agua que absorben cantidades razonables de toxinas, pesticidas agrícolas y desechos industriales. Los humedales urbanos pueden contribuir al tratamiento de las aguas residuales de los hogares.

  • Mejoran la calidad del aire en las ciudades.

Los humedales producen aire húmedo debido a sus altos niveles de agua y su vegetación abundante. Esto enfría de forma natural el aire de los alrededores, lo cual es un alivio tanto en ciudades tropicales como en climas donde el aire es sumamente seco.

  • Promueven el bienestar humano.

Los humedales urbanos bien diseñados y conservados como las zonas verdes en las ciudades ofrecen a los habitantes espacios para el recreo y acceso a una diversidad de plantas y animales. Hay estudios que confirman que la interacción con la naturaleza reduce el estrés y mejora la salud de las personas.

  • Pueden ser un medio de vida para las personas.

Muchos tipos de peces desovan y se reproducen en los humedales y esto los convierte en lugares apreciados para la pesca. Los humedales proveen productos valiosos para los habitantes locales, tales como juncos y hierbas para elaborar tejidos al igual que plantas medicinales y frutas. Además, los humedales atraen el turismo, otra fuente importante de puestos de trabajo.

Como en ocasiones anteriores, la Secretaría del Convenio de Ramsar ha diseñado materiales específicos para esta efeméride (carteles, folletos divulgativos, guía para docentes y organizadores, etc.), que se encuentran disponibles en el sitio Web específicamente creado al efectohttp://www.worldwetlandsday.org/es/.

Este sitio Web, que centraliza todo lo relacionado con el DMH18, cuenta también con un Mapa Mundial de Eventos, en el que se presentarán todas las actividades que realicen los distintos países participantes que lo comuniquen, el nuestro incluido, de una forma muy gráfica.

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) quiere sumarse a la conmemoración de este Día Mundial de los Humedales, al objeto de ayudar a aumentar la sensibilización y promover el uso sostenible de nuestros humedales.

Fuente: MAPAMA