La CE prohíbe totalmente el uso al aire libre de 3 insecticidas neonicotinoides dañinos para las abejas

La Comisión Europea (CE) ha decidido prohibir totalmente el uso al aire libre de tres de los insecticidas neonicotinoides más utilizados y que son dañinos para las abejas. El Comité Permanente de Plantas, Animales y Alimentos ha votado hoy, 27 de abril, para aprobar los planes de la CE para restringir su empleo.

En 2013 Bruselas limitó el uso de tres de los neonicotinoides más populares (con excepción de cultivos considerados no atractivos para las abejas y los cultivos en invernadero) para proteger explícitamente a las abejas.

Se esperaba que la propuesta para renovar esta prohibición se votara en mayo de 2017, sin embargo, los Estados miembros solicitaron que se pospusiera la votación para poder tener en cuenta las conclusiones de la evaluación de riesgos de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) de las tres sustancias mencionadas.

La EFSA finalmente completó su evaluación de riesgos y publicó las conclusiones el 28 de febrero de 2018, afirmando que “en la mayoría de los casos, el uso de los pesticidas neonicotinoides representa un riesgo para las abejas silvestres y las abejas melíferas”.

Un día después, el 1 de marzo, el Parlamento Europeo votó casi unánimemente apoyar el informe Erdos sobre la apicultura, que pedía  “a la Comisión y a los Estados miembros que actuaran sobre el consenso científico establecido y prohibieran las sustancias activas plaguicidas, incluidos los neonicotinoides y aquellos insecticidas sistémicos para los que está científicamente probado (…) que son peligrosos para la salud de las abejas”.

Posteriormente, medio centenar de ONG enviaron una carta a la CE solicitando el voto de los Estados miembros en el comité permanente del 22-23 de marzo, ya que el tema no estaba previsto en la agencia.

Reacciones

Según el eurodiputado de EQUO en los Verdes/ALE, Florent Marcellesi, “por fin se logra una reacción contra los neonicotinoides”.

A su juicio, “la prohibición de estos pesticidas es un paso esencial para revertir la disminución de las poblaciones de abejas y otros polinizadores, que juegan un papel muy importante en el mantenimiento de la biodiversidad y en la producción de nuestros alimentos y deben ser protegidas”.

Fuente: Agropular