La CE publica una nueva metodología común para comparar la calidad de los alimentos en toda la UE

La Comisión Europea publica una nueva metodología común para comparar la calidad de los alimentos en toda la UE, que se basa en principios clave como la transparencia, la comparabilidad, la similitud en el muestreo y el ensayo de los productos.


 

El Centro Común de Investigación (JRC), que es el servicio de ciencia y conocimiento de la Comisión Europea, ha elaborado una metodología común para facilitar a las autoridades nacionales de consumo la realización de ensayos en los que se comparen la composición y las características de los productos alimenticios que se venden con envases similares en toda la Unión. Esta medida complementa otras ya adoptadas por la Comisión a raíz del discurso sobre el estado de la Unión del presidente Juncker.

El Centro Común de Investigación va a presentar hoy la metodología en una reunión del Foro de Alto Nivel sobre la Mejora del Funcionamiento de la Cadena Alimentaria.

El Foro de Alto Nivel sobre la Mejora del Funcionamiento de la Cadena Alimentaria, escogido por la Comisión para tratar la cuestión de la dualidad en la calidad de los alimentos, encargó al Centro Común de Investigación elaborar la metodología en junio de 2017.

Esta metodología complementa las medidas anunciadas por la Comisión en su iniciativa relativa a un nuevo acuerdo para los consumidores, que tiene por objeto:

  • aclarar y reforzar los derechos de los consumidores, prohibiendo, por ejemplo, las prácticas de dualidad en la calidad, que inducen a error a los consumidores;
  • empoderar a las entidades cualificadas para interponer demandas en nombre de los consumidores;
  • reforzar las facultades sancionadoras de las autoridades de consumo de los Estados miembros.

Un protocolo común de ensayo

Todos los productos alimenticios que se vendan en la UE deben cumplir normas estrictas de seguridad; los consumidores han de ser informados de las características esenciales que exige el Derecho de la UE sobre el etiquetado de los alimentos, y no deben ser inducidos a error, por ejemplo, por los envases. Es responsabilidad de las autoridades nacionales de seguridad alimentaria y de protección de los consumidores garantizar que los alimentos comercializados en el mercado único se ajusten a la legislación pertinente de la UE.

La metodología de ensayo ayudará a las autoridades a determinar si los productos alimenticios se comercializan respetando el Derecho de la UE.

La metodología se basa en principios clave como la transparencia, la comparabilidad, la similitud en el muestreo y el ensayo de los productos.

Fuente: UE

Dualidad en la calidad de los productos alimenticios la Comisión Europea publica una metodología común de ensayo