La CHS aprueba que se prorrogue el decreto de sequía hasta 2019

A pesar de las últimas lluvias, la situación continúa siendo dura porque «todos los sistemas están muy agotados», según explicó el presidente del organismo


La Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) aprobó este viernes que se prorrogue en septiembre próximo un año más el actual decreto de sequía a pesar de las últimas lluvias y ante la previsible disminución de las aportaciones durante este verano.

El presidente del CHS, Miguel Ángel Ródenas, reconoció que junio ha sido «muy bueno» con aportaciones concentradas en la cabecera de la cuenca, lo que ha permitido un alivio al Segura en una situación general que calificó «de muy dura» porque todos los sistemas «están muy agotados».

De ahí que se haya decidido pedir la prórroga en un trámite administrativo «largo» que incluirá un informe del Consejo de Estado y la aprobación definitiva de un Consejo de Ministros durante el próximo mes de septiembre que podría incluso no aprobar la prórroga.

«Hay que ser muy precavido», advirtió Ródenas, quién señaló que el acumulado del año en precipitaciones no superan los 200 milímetros.

Por su parte, el consejero de Agua, Miguel Ángel del Amor Saavedra, dijo que la prórroga será importante para la Región de Murcia teniendo en cuenta que el verano es cuando comienza el periodo de mayor consumo en abastecimiento humano e incluso en el regadío, por lo que cuando acabe el año hidrológico en septiembre habrá que tener presente la puesta en marcha de medidas necesarias para que haya agua.

«Las previsiones de lluvia son prácticamente nulas y tenemos que estar atentos a que sigan las medidas de apoyo para que los agricultores puedan sacar adelante sus cosechas», añadió.

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, Lucas Jiménez, auguró dificultades para que se mantenga el nivel 2 en la cabecera del Tajo (Entrepeñas y Buendía), aún cuando hoy cuenta con 704 hectómetros cúbicos de agua, con 3 hectómetros entrando cada día. «No estamos lejos del milagro, pero lo veo muy difícil», auguró.

En cuanto a los cambios en el ministerio, anunció una próxima reunión con el nuevo secretario de Estado encargado de los temas del agua, y mostró su satisfacción por el hecho de que el Congreso de los diputados haya aprobado recientemente un trasvase de agua, ya que «si es posible un trasvase en cualquier parte de este país también lo será en esta región levantina en la que, por cierto, nos hace mucha falta» el agua.

Fuente: La Verdad