Los ingenieros agrónomos se ofrecen, si nos reclaman, para la gestión de la crisis por COVID-19

Desde el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Albacete, en coordinación con el Consejo general de los Ingenieros Agrónomos y ANIA, hemos querido mostrar nuestra solidaridad, confianza y apoyo a todo el trabajo que los Ministerios de Agricultura y Sanidad están realizando.

Consideramos que debemos de luchar todos unidos para salir lo antes posible de la terrible encrucijada que el COVID-19 nos ha planteado.

Apoyamos todas las acciones que el Ministerio de Agricultura, coordinados con las Consejerías de las Comunidades Autónomas, están realizando para asegurar la producción agraria y ganadera, transporte, seguridad alimentaria, industria agraria y el control de calidad.

En la crisis en la que nos encontramos inmersos mantener la continuidad del abastecimiento de alimentos, tanto en cantidad como en calidad, es imprescindible por lo que es necesario que se articulen las medidas preventivas oportunas. El necesario esfuerzo en preservar la seguridad del personal sanitario, no es menor al que se debe hacer para preservar el del trabajador del sector agroalimentario, sector esencial para asegurar el abastecimiento de alimentos en esta crisis.

Los Ingenieros Agrónomos trabajamos en todos los eslabones de la cadena alimentaria, desde la obtención de productos agrícolas y ganaderos hasta la comercialización, pasando por la transformación y distribución en los mercados de alimentos. En todos estos procesos, los aspectos técnicos que controlamos son claves para la lucha contra cualquier tipo de contaminación, a la vez que garantizamos cantidad, calidad, bioseguridad y trazabilidad de los alimentos. La Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública, habla de la protección de la salud de la población mediante actividades y servicios que actúen sobre los riesgos presentes en el medio y en los alimentos.

La sanidad vegetal es, entre otras, competencia de los Ingenieros Agrónomos y las virosis son de una gran incidencia en la producción agraria. El diseño y construcción de alojamientos, la alimentación y el manejo del ganado, también parte de nuestro trabajo, influye en la salud del mismo y por lo tanto en la calidad y cantidad de alimentación para la población.

Creemos que esta puntualización también nos implica en la protección de la salud humana, cuestión que llevamos desarrollando desde siempre con la aplicación de diferentes metodologías de protección de sanidad vegetal y de tratamiento y conservación de alimentos. Por todo ello consideramos necesaria presencia de Ingenieros Agrónomos en el equipo multidisciplinar de gestión de esta crisis, con el fin de aportar su conocimiento y buen hacer en actividades preventivas coordinadas y dirigidas sobre riesgos presentes en el medio y alimentos.

Queremos poner a disposición de las autoridades a los diferentes profesionales del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Albacete, si nos reclaman y que voluntariamente se ofrezcan. Entre nuestro profesionales hay expertos de empresas agrarias y agroalimentaria, gabinetes, oficinas técnicas, centros de investigación, desarrollo e innovación, institutos tecnológicos, escuelas politécnicas, ministerios, consejerías que pueden ayudar a salir más pronto que tarde de esta pandemia y que pueden ayudar no solo en esta guerra contra el virus, sino también en lo que será la organización de un futuro agroalimentario al que llegaremos y que nos debe encontrar en la mejor de las disposiciones.

Así mismo estamos elaborando un documento, en el que solicitamos nuestro reconocimiento como profesión sanitaria.

En estos difíciles momentos, los Ingenieros Agrónomos estamos trabajando para garantizar el abastecimiento y seguiremos investigando e innovando en nuestro trabajo para que la Agricultura, Ganadería e industria agroalimentaria española se visibilice y se valore como merece.

Siempre a vuestra disposición os enviamos un cariñoso saludo y mucha salud para todos.

Mariano Suárez de Cepeda

Decano