Mi empresa_Cualquier persona física o jurídica que realice una actividad profesional o empresarial debe estar dado de alta en el IAE

La selección de un epígrafe inadecuado es el más común. Aunque también hay que prestar atención a otras cuestiones, para no exponernos a sanciones desde Hacienda.

 

Cualquier persona física o jurídica que realice una actividad profesional o empresarial debe estar dado de alta en el IAE, el Impuesto sobre Actividades Económicas. Sin embargo, a veces por mero desconocimiento o confusión, se suelen cometer errores a la hora de hacerlo. Uno de los más comunes es confundir la actividad empresarial como actividad profesional y viceversa.

La empresa Bottax, software de gestión tributaria, ha explicado en su blog algunos de los errores más comunes al respecto. Efectivamente, recogen el mencionado como uno de los principales. Pero hay más.

Otros errores al registrarse en el IAE

En ocasiones, el profesional se da de alta en todos los epígrafes sobre los que piensa que va a realizar su actividad, aunque estos no estén relacionados entre sí. Lo habitual en estos casos es seleccionar un epígrafe más general que pueda contener las actividades sobre las que se van a desarrollar las actividades del profesional autónomo.

En el caso de necesitar elegir más de una actividad, hay que tener en cuenta si dichas actividades tienen los mismos regímenes fiscales en el IVA y en el IRPF. De no hacerlo así, podemos encontrarnos con complicaciones tributarias a la hora de gestionar fiscalmente nuestra actividad.

Los epígrafes del IAE hace tiempo que dejaron de actualizarse, por lo que es habitual encontrar actividades que están algo desfasadas. Hay otros casos en los que uno gestiona, por ejemplo, una tienda de ropa online. En estas situaciones, en vez de darse de alta en el epígrafe indicado para el ecommerce, Hacienda lo que recomienda es que se busque el epígrafe que tenga que ver con la naturaleza de la actividad a realizar, que en este caso sería comercio minorista de moda.

Declaración tributaria con infracción

¿Qué ocurre si se presenta el modelo 036 o 037 del IAE con errores? Uno puede recibir infracciones por parte de la Agencia Tributaria si no los subsana. Las sanciones parten de los 250 euros y pueden ser mayores en caso de haber requerimientos por parte de Hacienda.

En el caso de tributar de manera incorrecta y no hay requerimiento por parte de Hacienda, se puede subsanar el error corrigiendo el documento y pagando un pequeño recargo.

Fuente: CincoDías